La Trasera en #JUSTM4D. Foto de Evangelina Esparza.

Por Evangelina Esparza.

La Trasera es algo diferente. No es una galería, tampoco un colectivo artístico, solamente. Este espacio polivalente de la Facultad de Bellas Artes de la UCM está ligado a las salas de exposiciones, tanto en su disposición geográfica como  en la articulación de sus contenidos. Su existencia parte de la reflexión y tal vez de la redefinición del sentido de los proyectos expositivos en el contexto de una institución educativa. Además, en La Trasera se toman churros. Coordinada por Selina Blasco, Lila Insua y Alejandro Simón, que comienza cada mañana con una ración de churros de la Churrería y Chocolatería La Andaluza, esta propuesta de investigación artística favorece la especulación intelectual y el acercamiento a la práctica y a la profesión de artista.

Su base conceptual profundiza en la necesidad de un contenido pedagógico y , al mismo tiempo, de una actividad que no duplique formatos de exposición similares a los externos a la facultad. Así, en 2012, en La trasera, inició un programa de residencias para grupos de trabajo e investigación. Esta propuesta ofrece la posibilidad a los estudiantes para conectar con el exterior. Así se organizan exposiciones, seminarios o talleres de libre acceso, algo destacable en este momento de debate sobre la privatización de parte de la educación española.

Entendiendo la merienda como espacio de encuentro, el colectivo plantea tanto el sábado 16 como el domingo 17 de febrero, sendos encuentros para reflexionar sobre el arte. La cita del sábado (a las 19 en su espacio) se trata de un encuentro entre los creadores del Archivo Intransit con los del Archivo ALUMNI de BBAA UCM. Mientras que el domingo (a las 18), Edurne Herrán y Olalla Gómez charlarán sobre  Diógenes 2.0.

Más información: Extensión Bellas Artes.