La exposición de Cecilia Paredes en la Tabacalera Espacio de Arte nos muestra el rico imaginario artístico de esta artista peruana. Comisariada por Alejandro Castellote y Blanca Berlín, (galería que estará un año más presente en #JustMad7), presenta una mezcla de instalaciones, escultura y foto-performances que en algunos casos la artista ha preparado in situ para la exposición.
En sus instalaciones escultóricas utiliza materiales efímeros como plumas de aves tropicales que cose delicadamente a pequeños vestiditos, o piezas de coral seco que dispone a contraluz en una maraña que parece tejida, como los tejidos que hace con láminas de cobre o las frases bordadas en un vestido que parece un traje de época. Porque sus materiales son dispares, muy alejados del mundo de la escultura que tradicionalmente busca peso y solidez, para Cecilia los materiales provienen de un universo femenino, con interesés en culturas tan diferentes como las indígenas latinoamericanas o la japonesa.
La naturaleza juega un papel fundamental en la temática de su obra, conviertiéndose en un icono sagrado que Cecilia representa con devoción, a modo chamánico, fuertemente espiritual. Ésta contradicción entre la fragilidad de sus materiales junto con la fuerza de su contenido es sin duda lo que más me impresionó de su trabajo. Revisitando el pasado desde el presente, su trabajo es muy personal y es fácil verse reflejado en su obra debido a su carácter universal.
Por otro lado están sus performances, en donde utiliza su cuerpo para camuflarse en exóticos paisajes. Cubriéndose el cuerpo con pintura se metamorfosea con la naturaleza, en flores o pájaros muy coloristas que después fotografía.

Podéis disfrutar de esta magnífica exposición hasta el 17 de enero de 2016 en la Tabacalera de Madrid.